Nueve de cada diez mujeres afirma haber sufrido violencia de género en la Ciudad

Así lo indica el informe que presentó esta tarde en el CESBA el Observatorio “Ahora que sí nos ven”.

El Observatorio “Ahora que sí nos ven” dio a conocer un informe sobre la situación de violencia contra las mujeres en el distrito porteño. El estudio fue presentado esta tarde en el Consejo Económico y Social de la Ciudad de Buenos Aires (CESBA).

De la reunión participaron Rodrigo Herrera Bravo (secretario ejecutivo del CESBA); Laura González Velasco (directora de Proyectos Especiales y Calidad Institucional); y la consejera por Cooperativa Milagros y presidenta del Observatorio “Ahora que sí nos ven”, Raquel Vivanco.

El estudio describe el modo en que las mujeres sufren situaciones de violencia en hogar, en el ámbito educativo y en el ámbito laboral.

Un dato que llamó la atención de las investigadoras fue que el 95% de las mujeres de la Ciudad asegura haber sufrido algún tipo de violencia de género en su vida.

Vivanco contó que con esta investigación se buscó relevar formas y ámbitos de la violencia contra las mujeres para visibilizarla y proporcionar un insumo para el diseño de políticas públicas.

Para el estudio se hizo una encuesta cara a cara a mujeres mayores de 13 años de la Ciudad. Fue una investigación cualitativa mediante encuesta cerrada con preguntas realizada en cuatro zonas de la Ciudad. Se tipificó la violencia de acuerdo a lo que establece la Ley 26.485 de 2009.

De acuerdo al análisis, la violencia contra las mujeres se ejerce principalmente en la casa (76%), espacios públicos (58%) y en el trabajo (42%).

Generalmente, la violencia la realiza el padre, el abuelo o los tíos (58%) y la pareja o expareja (54%), o sea, en general se trata de hombres que la víctima conoce.

En el caso de la violencia económica y patrimonial, la misma se manifiesta principalmente cuando el otro impide trabajar (20%); controla o administra ingresos o el dinero que se gasta (18%).

La violencia sexual aparece cuando el hombre delega en la mujer el cuidado de las relaciones sexuales (31%), se niega a usar preservativos o se los saca sin aviso (25%), toca o roza las partes íntimas de la víctima sin consentimiento (45%), o se masturba frente a la mujer (33%).

Por otra parte, la violencia física se ejerce la mayoría de las veces con quemaduras (22%) y amenazas con armas (19%).

En los ámbitos educativos, la violencia se da a través de burlas o chistes sobre la apariencia o el aspecto (46%) y por la condición de mujer (46%).

En cuanto a la violencia psicológica, se manifiesta mediante burlas, gritos, insultos (64%) y el desprecio de las opiniones (55%).

Con respecto al ambiente laboral, la violencia de género aparece principalmente impidiendo el acceso o el cumplimiento de ciertas tareas (42%); no contratando a una persona por el hecho de ser mujer o madre (34%), o mediante el acoso telefónico o por redes sociales (34%).

Por último, se indagó qué hacen las mujeres para resolver este tipo de situaciones violentas. Aquí el resultado fue que una de cada tres mujeres no hizo nada, una de cada cinco intentó resolverlas individualmente, solo el 5% hizo la denuncia en una comisaría y ninguna utilizó las líneas de denuncia gratuitas. Para las investigadoras, este último dato habla de la falta de confianza en el Estado.