Cómo encara el Consejo Económico y Social la resignificación de la CABA en el tiempo después del COVID-19

El refrán, por popular, no pierde actualidad: la crisis es, también, oportunidad. Sin ingenuidad ni optimismos desmedidos, los porteños estamos ante la posibilidad única de resignificar la vida en la Ciudad de Buenos Aires con el propósito de mejorarla en todas sus dimensiones y producir un avance sustancial en la manera en que habitamos.  

¿Cómo? Instrumentando de forma definitiva, y desde todos los niveles de responsabilidad, las transformaciones esenciales que no fueron viables en otros momentos de la historia para mejorar las condiciones y la calidad de vida de los porteños tras 19 meses de una excepcional crisis sanitaria, económica, productiva y social que combinó a la pandemia por COVID-19 con el contexto país.

 

Para leer la nota haz click aquí